Indice
Introducción
Historia
Artesanía
      - Forja
 
  - Cerámica
   - Tonelería
Economía
    - Agricultura
   - Ganadería
   - Industria
   - Servicios
   - La mina
Monumentos
    - Casa de Lara
  - La Casona
  - Iglesia
  - Ermita
Arqueología
    - Fuentes
  - Yacimientos
Personajes célebres
Gastronomía
Fiestas
¿Dónde ir?
Mapa de Villarrubia
Enlaces
   
Envíame tus sugerencias
 
     La mina de Villarrubia de Santiago se encuentra situada a 7 Km del pueblo. Esta mina se llama del Castellar por estar situada sobre ella la ermita "Nuestra Señora del Castellar", patrona de nuestro pueblo. Dicha mina produce sulfato sódico.

     El sulfato sódico se obtiene de dos minerales:
- Thenardita: sulfato sódico puro: Na2SO4
- Glauberita: sal mixta de sulfato sódico y cálcico:

Ca SO4 y Na2SO4

     Además de estos dos minerales, en esta mina también aparecen la halita (cloruro sódico), mirabilita (sulfato sódico hidratado) y varias clases de arcillas.

     En la actualidad la mina tiene capacidad de 250.000 toneladas por año. Si el mercado lo exige, se pueden llegar a elaborar hasta 700 toneladas diarias de sulfato sódico.

     El producto se utiliza para hacer detergentes en polvo, también aunque en menor escala se utiliza en la industria del papel, del vidrio, farmacopea y tratamiento de aguas.
Por lo tanto, el producto lo compra los fabricantes de detergentes, tales como Levez, Henkel, Camp, Persán, etc, con lo que fabrican la gran mayoría de detergentes que usamos en nuestras casas para limpiar tanto ropas como vajillas.

     En España hay cuatro centros dedicados a la producción de sulfato sódico:
SURQUISA, en Villaconejos.
CRIMIDESA, en Burgos.
SANTA MARTA, en Burgos.
FMC FORET S.A, en Villarrubia de Santiago.

     De las cuatro, la única mina subterránea es la nuestra (Villarrubia), el resto son a cielo descubierto, más parecidas a las canteras.

     En la mina hay instalaciones en el interior y en el exterior.

     El interior consta de galerias y cámaras dedicadas básicamente a transportar el mineral que se obtiene de las voladuras.

     Por lo tanto, el producto lo compra los fabricantes de detergentes, tales como Levez, Henkel, Camp, Persán, etc, con lo que fabrican la gran mayoría de detergentes que usamos en nuestras casas para limpiar tanto ropas como vajillas.

     En España hay cuatro centros dedicados a la producción de sulfato sódico:
SURQUISA, en Villaconejos.
CRIMIDESA, en Burgos.
SANTA MARTA, en Burgos.
FMC FORET S.A, en Villarrubia de Santiago.

     De las cuatro, la única mina subterránea es la nuestra (Villarrubia), el resto son a cielo descubierto, más parecidas a las canteras.

     En la mina hay instalaciones en el interior y en el exterior.

     El interior consta de galerias y cámaras dedicadas básicamente a transportar el mineral que se obtiene de las voladuras.

     En el exterior están las zonas de elaboración y carga del producto, además de las destinadas a talleres y oficinas. También, en el exterior hay una planta que genera electricidad y vapor para toda la fábrica. Esta planta se denomina "Planta de cogeneración".

     El mineral se arranca usando explosivos y se transporta al exterior por medio de una larga cinta transportadora.

     Los trabajos que se realizan son muy variados, complejos y especializados. Todos ellos se complementan unos con otros para alcanzar la producción final.

     Los trabajos a realizar van desde operarios, encargados de hacer los agujeros en las rocas, hasta el director, que como su nombre indica, se encarga de la organización y dirección del centro de trabajo, pasando por operarios encargados de rellenar los agujeros con dinamita para arrancar el mineral, operarios encargados de transportar los restos de roca los pozos, operarios encargados de disolver esos trozos de roca y separar el mineral de los desechos que le acompañan, el encargado de

evaporar el agua en el que va disuelto el mineral, los operarios destinados a carga y pesaje de los camiones, los encargados del mantenimiento eléctrico y mecánico de las instalaciones, también están los destinados a la administración de la mina, y por último, los jefes, que velan por la vigilancia, distribución y buena ejecución de los trabajos.

     En la actualidad, la plantilla consta de noventa trabajadores.

     Para la realización de los trabajos, y dependiendo de la actividad que se realice, los trabajadores deben usar obligatoriamente casco, botas de seguridad, guantes y gafas de seguridad. Dependiendo también del trabajo a realizar, se usan protectores para los oídos, fajas, caretas especiales para líquidos peligrosos, cinturones de seguridad, etc.

     Para realizar dichos trabajos, actualmente existen gran cantidad de maquinaria, cada una de ellas con una misión específica. Así, existen palas cargadoras, que recogen el mineral después de ser arrancado. Las máquinas Jumbo, que se destinan a hacer agujeros sobre las rocas para su posterior voladura. También existen turbinas, muy parecidas a la de los aviones. Otro tipo de máquinas son: cintas transportadoras, motores, válvulas manuales, neumáticas y motorizadas, moto-bombas de diversos modelos, máquinas parecidas a hormigoneras que producen vapor, generadores eléctricos movidos por turbinas de gas y vapor, etc

     Los comienzos de la mina fueron muy duros, pues antiguamente los mineros no disponían de las máquinas que existen actualmente. La mina comenzó a explotarse a finales de los años 40 y principios de los años 50, aunque ha sido en los últimos veinte años cuando se ha modernizado y ampliado la producción a los ritmos actuales. Se empezó a explotar artesanalmente y se intentó comercializar el yeso (situado en una capa por encima del sulfato) que se extraía junto al
mineral , pero como la producción era mínima, dejó de fabricarse.

     Los primeros trabajadores (ver foto izquierda) eran personas que no tenían otra posibilidad de trabajo y los salarios eran muy bajos.

     La empresa que comenzó a explotar la mina de Villarrubia de Santiago se llamaba APROSA (Aprovechamiento Salinero S.A), después paso a llamarse U.S.E (Unión Salinera de España). En 1987 fue vendida a Foret S.A, actual propietaria, cuyo nombre ahora es F.M.C Foret S.A.