IES San Juan Bautista de la Concepción (Almodóvar del Campo) 
Religión Católica

Dos de nuestras alumnas han recibido un merecido premio

entrega de diplomas

En Villamayor, el día 14 de agosto, se entregaron cuatro diplomas a los mejores expedientes del curso pasado. Dos de nuestras alumnas han sido merecedoras del mismo: Laura Ruiz Gómez y Carmen Siller Zamora (que ha repetido por segundo año consecutivo). Enhorabuena a ambas. 

 

Jubileo de los alumnos del IES.

DSC03834

 

Con motivo del Año Jubilar concedido a Almodóvar del Campo después del nombramiento como Doctor de San Juan de Ávila, los alumnos del IES, como no podía ser de otra forma desde el departamento de Religión, hemos realizado LA PEREGRINACIÓN por LA CIUDAD  a las seis sedes jubilares con los Alumnos de ESO y de 1º de Bachillerato. Lo hemos organizado en dos jornadas 7 y 14 de mayo. A las mismas nos han acompañado profesores de otras materias y guías propios de la organización del Jubileo. Tanto a unos como a otros les agradecemos su participación.

 

Nuestros objetivos han sido:

  1. Conocer y valorar los principales modelos de vida propuestos por la fe cristiana con un énfasis especial en la figura de San Juan de Ávila, Santo y Doctor nacido en la misma localidad a la que pertenece el IES.
  2. Relacionarse con otras compañeros de la misma asignatura  y participar en actividades de grupo, favoreciendo la madurez personal, estrechando lazos entre los diferentes grupos que participan
  3. Conocer  y respetar el patrimonio religioso, artístico y cultural y contribuir activamente a  su mejora.
 

Invento de San Juan de Ávila

Como ya sabéis en el Instituto un grupo de profesores estamos realizando un proyecto de innovación de bibliotecas, en este marco  desde el Departamento de Religión católica,  y aprovechando que San Juan de Ávila también fue "inventor" hemos expuesto en la entrada del Instituto, junto al trabajo de otros departamentos, el invento que el desarrolló.

Una "balanza de cajas" -así lo llamó el-, y que servía para llevar agua de una planta a otra. Podéis pasar a verlo pero si no os es posible, al menos aquí tenéis el trabajo que hemos hecho. ¡Que lo disfrutéis todos!

 

 

Competencias Básicas

COMPETENCIAS BÁSICAS en el ÁREA DE RELIGIÓN

 

El carácter integrador de la materia de Religión católica, hace que su aprendizaje contribuya a la adquisición de varias competencias básicas:

 

– La materia de Religión católica contribuye a la adquisición de la competencia en comunicación lingüística puesto que propone la utilización del lenguaje como instrumento de comunicación oral y escrita, como instrumento de aprendizaje y como instrumento de regulación de conductas y emociones. Además, mediante sus propuestas de trabajo, sus actividades y sus recursos fomenta la escucha y la conversación consciente de los principales tipos de interacción verbal, la comprensión y la comunicación, y promueve el hecho de saber verbalizar conceptos, explicitar ideas, redactar un escrito y exponer un argumento.

 

–        La materia de Religión católica contribuye a la adquisición de la competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico ya que sus planteamientos buscan siempre que el alumno sepa interactuar con el mundo físico, aprenda a interpretar los sucesos y predecir sus consecuencias y perciba adecuadamente el espacio físico en el que se desarrolla la vida y la actividad humana. Además, subraya la importancia que tiene ser consciente de la importancia del uso responsable de los recursos naturales.

 

–        La materia de Religión católica contribuye a la adquisición de la competencia del tratamiento de la información y competencia digital ya que promueve que los alumnos sepan buscar, obtener, procesar y comunicar la información y transformarla en conocimiento. Saber acceder a la información utilizando técnicas y estrategias diversas y dominar el uso de las herramientas de las TICs como apoyo de trabajo constituyen también competencias importantes fomentadas por esta materia.

 

–        La materia de Religión católica contribuye a la adquisición de la competencia social y ciudadana ya que promueve que los alumnos conozcan la realidad social, su pasado histórico y sus problemas, sepan vivir en sociedad, comprender la realidad social del mundo en el que viven y ejercer la ciudadanía democrática. Además, la materia busca que los alumnos sean capaces de ponerse en el lugar del otro, aceptar las diferencias, ser tolerante y respetar los valores, las creencias, las culturas y la historia personal y colectiva de los otros, saber convivir y hacerlo de forma comprometida con los valores universalmente aceptados.

 

–        La materia de Religión católica contribuye a la adquisición de la competencia cultural y artística ya que promueve que los alumnos sepan apreciar, comprender y valorar críticamente diferentes manifestaciones culturales y artísticas, utilicen la cultura y el arte como fuente de disfrute y enriquecimiento personal y aprecien la expresión de ideas, experiencias o sentimientos de forma creativa.

 

–        La materia de Religión católica contribuye a la adquisición de la competencia para aprender a aprender ya que promueve que los alumnos sean capaces de iniciarse en el aprendizaje y continuarlo de manera autónoma, que sepan desenvolverse ante las incertidumbres, admitir diversidad de respuestas posibles ante un mismo problema, ser conscientes de lo que se sabe y de lo que queda por aprender y saber cómo se aprende y cómo se gestionan los procesos de aprendizaje.

 

–        La materia de Religión católica contribuye a la adquisición de la competencia de la autonomía e iniciativa personal ya que promueve que los alumnos sepan optar con criterio propio, sepan llevar adelante las iniciativas necesarias para desarrollar y hacerse responsables de las propias opciones y adquieran la capacidad necesaria para enfrentarse a los problemas. Además, la materia de Religión católica busca que los alumnos adquieran valores como la dignidad, la libertad, la autoestima, la seguridad de uno mismo, la demora de la satisfacción, y sean capaces de transformar las ideas en actos, de generar ideas nuevas y posean las cualidades de la autonomía, autoestima, perseverancia, responsabilidad, autocrítica, iniciativa y creatividad, además de las habilidades sociales del respeto por las ideas de los demás, capacidad de diálogo y trabajo cooperativo. Por último, los contenidos de esta materia de Religión católica subrayan la importancia de que los alumnos tengan confianza en sí mismos, espíritu de superación y la asunción de riesgos, y sean capaces de tener un espíritu emprendedor y una sana ambición personal y profesional.